martes, 29 de abril de 2014

Hablemos de táctica: de Sudáfrica a Brasil

La máxima expresión contemporánea del fútbol vistoso, lucido y efectivo cosechó sus frutos en el Mundial de Sudáfrica 2010, tras largos años de supremacía física y bajos niveles de seducción. España se coronó campeona por primera vez en su historia, reabriendo un debate añejo, pero con fuertes deseos de resurgimiento. La fortaleza alemana de Beckenbauer y las genialidades de Maradona fueron los últimos grandes retratos con equipos destacados y ganadores. Aún es difícil introducir en la memoria mundialista aquellas pinceladas de la exquisita Francia del ´98. Mayor es el trabajo cuando hay que rememorar escenas de la explosión brasileña en Corea-Japón. Cuanto más nos acercamos en el tiempo, los recuerdos se diluyen fácilmente.  Esto ocurre en nuestra enciclopedia emotiva de los mundiales de fútbol.