martes, 17 de junio de 2014

Francia demostró su jerarquía y Suiza ganó sobre el final

Francia 3-0 Honduras

Fue un partido dispar, con Francia volcado en campo rival y Honduras parado de contra. No obstante, a los galos les costó demasiado abrir el marcador y, además, tuvieron que dirimir un gol mediante la tecnología. Sin embargo, claramente los europeos fueron más que Honduras porque tuvieron predominio constante de las acciones y controlaron mayoritariamente el balón. “Les Bleus” dispuso de un 4-3-2-1, con Cabayé como medio centro defensivo, rodeado por Matiudi y Pogba; en tanto, Valbuena fue el extremo derecho y tuvo una gran actuación, mientras que Griezman ocupó el sector izquierdo.

En tanto, “Los Catrachos” también se pararon de manera similar, aunque el planteo fue mezquino por la clase del rival y se dispuso a contragolpear. Además, abusó del posicionamiento y careció de variantes tácticas. No obstante, estuvo casi un tiempo impidiendo que Francia inquiete al arquero Valladares.

La potencia de Benzema obligan al equipo galo a ser candidatos naturales para quedarse con el grupo. El delantero del Real Madrid fue fundamental para el triunfo y su entendimiento con Valbuena fue una de las virtudes del tándem ofensivo. Asimismo, el mediocampo lució aceitado para jugar a un toque y sostener la dinámica del juego.


Suiza 2-1 Ecuador

El partido entre suizos y ecuatorianos fue un duelo de estilos, pero ambos profundizaron el juego por las bandas, donde prevalecieron los laterales. Suiza optó por un 4-2-2-2, ya que Behrami e Inler eran los volantes centrales; Shaqiri se paró como ofensivo por derecha, mientras que Xhaxa lo hizo por el medio, quienes se encargaron de sumarse al ataque para combinar con los puntas, Drmic y Stocker. La combinación entre Shaqiri y Lichtsteiner fue productiva, pero lucharon constantemente con Montero y Ayoví.

Ecuador viene trabajando desde hace tiempo con un 4-4-2 clásico y no varió demasiado en su esencia. Noboa y Gruezo tuvieron un desgaste notorio y sobre el final del partido el “tricolor” sintió el cansancio, sobre todo con la jugada del segundo y definitivo gol de Suiza. A pesar de que el control del balón fue repartido, el conjunto del alemán Ottmar Hitzfeld buscó más el arco de enfrente que el rival. Así, Ecuador se sintió más cómodo actuando de contragolpe.

Los dos primeros goles fueron con pelota detenida, tras tiros de esquina, por lo tanto, y repasando las jugadas del encuentro, defensivamente son equipos sólidos. Tanto Suiza como Ecuador van a sufrir aunque difícilmente sean goleados en los otros compromisos.