viernes, 4 de julio de 2014

Brasil tiene el desafío más difícil ante Colombia

Si hay un equipo que Brasil no quería enfrentar en esta instancia es Colombia, uno de los mejores del Mundial. Será un duelo de figuras, con James Rodríguez y Neymar, quienes polarizan la atención de este fabuloso partido. Así juegan…


-Brasil demostró que con Neymar todo es posible, pero colectivamente el equipo aun no apareció. Jugar en casa y contar con una de las figuras de la Copa son sus principales armas. Si bien su estrategia consiste en poseer el balón para administrarlo en los pies de Neymar y Oscar, son éstos mismos jugadores los que generan desequilibrio.

Scolari dispone de un 4-2-3-1, inmutable y que no luce aceitado. Asimismo, proyecta a los laterales para sumar juego ofensivo, lo que provoca debilidades en defensa, sobre todo cuando lo atacan por las bandas. Además, los delanteros no retroceden para colaborar con la recuperación e impiden el lucimiento de Luiz Gustavo y Fernandinho, los volantes defensivos que corren más de lo que juegan. Así, el mediocampo siempre pierde mano a mano con el contrario. Por eso, la clave es Neymar, un jugador brillante que suele ubicarse con facilidad detrás de los volantes y generar juego desde allí. La aceleración del “diez” aumenta el ritmo cansino de su equipo en los últimos metros y, de ir ganando, se agiganta para la goleada.
-Resultados: Croacia 3-1, México 0-0, Camerún 4-1, Chile 1-1 (3-2).
-Esquema: 4-2-3-1.
-Estrategia: volcar el juego hacia su línea de tres ofensivos.
-Ataque: depende de Neymar y de sus posibles socios Hulk u Oscar. Es contundente cuando contragolpea.
-Defensa: frágil. Su sistema permite espacios por las bandas y a espaldas de los volantes de recuperación. Los centrales trabajan mejor por aire que con sus pies.
-Juego Colectivo: intermitente. Cuando luce confiando y con el resultado a favor es más vistoso. Es un equipo largo y le cuesta juntar sus líneas.
-Velocidad: media. Acelera por momentos, según la rapidez de los jugadores.
-Físico: frágil, no tolera la exigencia, pero trabaja perfectamente con el desgaste del rival.

-Colombia fue uno de los equipos más vistosos de la primera fase. Su juego nace en el medio campo y resulta equilibrado. En referencia a su estrategia, es destacable que el equipo sudamericano no lateraliza, todo lo contrario, avanza verticalmente y lo hace buscando sociedades permanentemente. En general, interviene James Rodríguez, el hombre con mayor claridad táctica. Cuadrado es un compañero ideal por sus proyecciones, al igual que Zúñiga y Armero. Cuando va ganando, muchas veces cierra sus filas para contragolpear, parándose 4-4-2 y aguantando el resultado. La propuesta colombiana es interesante y atractiva. El contragolpe lo maneja a la perfección, aprovechando que tiene jugadores veloces, como James Rodríguez y Cuadrado, quienes avanzan a un toque con notable precisión. En cuanto a lo defensivo, lo hace escalonadamente, pero la última línea es quebrantable y en algunas ocasiones los laterales dejan huecos sin cubrir.
-Resultados: Grecia 3-0, Costa de Marfil 2-1, Japón 4-1, Uruguay 2-0.
-Esquema: 4-2-3-1 o 4-4-2.
-Estrategia: generar juego desde mitad de cancha y regular la tenencia del balón, supeditado al esfuerzo del rival.
-Ataque: busca ser vertical, tocando la pelota en velocidad bajo la conducción de James y la proyección de medios externos y laterales.
-Defensa: trabaja mejor en conjunto que por línea. Para ello es vital el retroceso de su mediocampo y la presión de sus delanteros.
-Juego Colectivo: asociado, buscando la perfección y un estilo de toques cortos.
-Individualidades: James es su centro, Teo el pivote y Cuadrado emerge como segundo creativo.
-Velocidad: alta, juega al ritmo europeo con ideas sudamericanas.
-Físico: sistematiza el ritmo para no generar alteraciones demasiado exigentes.