martes, 1 de julio de 2014

EE.UU. o Bélgica jugarán ante Argentina

Bélgica y Estados Unidos cierran los juegos de octavos de final. Son equipos con buenos sistemas defensivos y estilos parecidos, aunque sus métodos difieren. Quien pase será rival de Argentina o Suiza.

-Bélgica aún no explotó como se esperaba, pero clasificó a octavos sin inconvenientes. Con una base de jugadores que brillan en sus clubes, los belgas se apoderaron de su grupo fortaleciendo su juego de contragolpe y afianzándose en la zona defensiva.
Sin embargo, la dinámica del mediocampo que diera cátedra en Europa permanece adormecida. Es cierto que arribaron a Brasil con algunos lesionados y ausentes (Benteke) y Lukaku tuvo que asumir el rol de único hombre de área. La clave es el mediocampo porque sus jugadores no ocupan posiciones fijas y rotan constantemente en búsqueda de espacios, aunque aún no logran imponerse en la ofensiva. En su debut ante Argelia, comenzó perdiendo y supieron dar vuelta el resultado cuando ingresó Fellaini, pero en los posteriores partidos el jugador no lució. Cuando los “diablos rojos” atacan verticalmente prosperan las proyecciones de sus laterales y si logran espacios, aprovechan la velocidad de Hazard y Mirallas. Suelen utilizar dos esquemas, el 4-1-4-1 o el 4-2-3-1 y lo mejor que hasta ahora demostraron fue la solidez defensiva.
-Resultados: Argelia 2-1, Rusia 1-0, Corea 1-0.
-Esquema: 4-1-4-1 o en su defecto 4-2-3-1.
-Estrategia: juego de posesión y rotación, busca el desgaste del rival, pero saber entregar el balón para salir de contra cuando el contrario es superior.
-Ataque: manejan bien la pelota pero le cuesta encontrar espacios, así aprovecha a Origi cuando juega para ir por el centro, presionando. De lo contrario, intenta por la derecha.
-Defensa: sólido, se abroquela escalonadamente atrás para no sufrir. Cuenta con cuatro marcadores centrales y un volante medio para obstaculizar al arquero.
-Juego Colectivo: asociado, aunque aún no floreció. Se esperaba mucho de Bélgica en este sentido. La juventud de muchos hace que falte un líder.
-Individualidades: Hazard es el mejor hombre de ataque, Origi desde el banco le cambió la cara por rapidez y lucidez. Courtois es un gran arquero y Witsel imprime orden en la mitad.
-Velocidad: cuando contragolpea es más veloz que cualquier rival porque hacen girar la pelota en lugar de trasladarla. Sin embargo, se mostró lento el equipo a la hora de pararse en campo contrario.
-Físico: buen desempeño y holgura física hasta los 90 minutos. En defensa son robustos y difíciles de perder el mano a mano.

-Estados Unidos viene destacándose en los últimos mundiales y esto habla del crecimiento de una selección que aprende importando talentos y sabiduría. El grupo fue difícil, pero solo cayó ante Alemania y por un gol. Los norteamericanos explotan la rigidez ofensiva para salir de contragolpe, esa es su premisa desde que volvieron a jugar la Copa en 1994 y la cumplen a la perfección. Fueron dominados por Ghana en el debut y lo dieron vuelta con una jugada de pelota detenida, otra de las virtudes del un conjunto que ensaya hasta el hartazgo este tipo de movimientos. El sistema de ultraconservador de Klinsmann es el 4-4-1-1, con laterales que se proyectan para buscar sociedades con los volantes externos y así generar desbordes por afuera. Sin Donovan, el entrenador alemán dispuso que Depsey sea el líder y, por supuesto, el definidor de las jugadas junto a Altidore. No solo ante Ghana el equipo de Estados Unidos se sintió cómodo defendiendo, lo mismo sucedió ante Portugal y Alemania, aunque en estos últimos compromisos salió un poco más de la cueva. Este combinado siempre priorizó el orden y el contragolpe es su arma más contundente. La defensa se abroquela y suele ser numéricamente superior a quien lo ataque, aunque sus virtudes no son precisamente las estrategias defensivas. El arquero Howard es excelente, los laterales se proyectan, destacándose Beasley por izquierda, mientras Jones y Beckerman se encargan de contener en el mediocampo.
-Resultados: Ghana 2-1, Portugal 2-2, Alemania 0-1.
-Esquema: 4-4-1-1.
-Estrategia: se para de contragolpe en base a la gran defensa y su rapidez en la salida. Trabaja bien la pelota parada.
-Ataque: desborda por los costados y el destino de las jugadas son generalmente hacia Dempsey.
-Defensa: poderosa, suma muchos volantes en la primera barrera defensiva y tiene un gran arquero.
-Juego Colectivo: las sociedades para contener y robar balones es más efectivo que cuando pretende asociarse en ataque.
-Individualidades: Dempsey lo es casi todo, Bradley y Bedoya lo secundan para generar juego ofensivo. Howard es el líder espiritual y defensivo.
-Velocidad: solo de tres cuartos hacia delante es veloz.
-Físico: son resistentes, pese al despliegue nunca se consumen.