viernes, 4 de julio de 2014

Francia-Alemania, una final anticipada

Es uno de los grandes partidos de la Copa, al menos en lo previo, teniendo en cuenta la rivalidad que excede las fronteras deportivas. Francia no jugó la prórroga y los Alemanes tuvieron a algunos jugadores con problemas de salud. Así juegan...


-Francia es uno de los equipos más completos y equilibrados de la Copa. Es un seleccionado que se mueve en bloque y no divide su estructura. Para ello, fue fundamental el armado del mediocampo, integrado por futbolistas mixtos, capaces de armar juego y de retroceder para recuperar el balón.

Los galos no tienen dependencia hacia un jugador, lo que potencia a Francia como equipo y le da una cualidad particular. El esquema de Deschamps es 4-3-2-1, con Pogba, Matuidi y Cabaye en la línea media, los volantes más dinámicos de la Copa, que juegan a un toque, en velocidad y buscando sociedades constantemente. Evra y Debuchy se proyectan desde los laterales, mientras Valbuena y Benzemá se entienden perfectamente unos metros más arriba. Hasta el momento, Francia fue vertical atacando y, en lo defensivo, retrocede ordenadamente, siendo difícil agarrarlo mal parado de contragolpe.
-Resultados: Honduras 3-0, Suiza 5-2, Ecuador 0-0, Francia 2-0.
-Esquema: 4-3-2-1 o 4-3-3.
-Estrategia: posesión del balón y despliegue, busca generar sociedades tocando al ras del piso para jugar en campo rival.
-Ataque: lo hace con muchos hombres, proyectando laterales y presionando con los volantes, quienes aparecen en posiciones ofensivas desde cualquier sector del terreno. Utilizan bien los espacios para aprovechar los piques en diagonal.
-Defensa: retrocede en bloque, esperando en la mitad de la cancha para armar una barrera escalonada.
-Juego Colectivo: prolijo, asociado y dinámico.
-Individualidades: Valbuena es el más desequilibrante y Evra un lateral completo. Benzema rindió bien aunque le falta lucirse.
-Velocidad: media; acelera por las bandas y cuando ataca por los extremos.
-Físico: en los últimos minutos, suele retroceder unos metros ya que la exigencia de la presión constante tiene límites.

-Alemania es un equipo completo, conformado por una generación excelente de jugadores notables. Es una selección madura, curtida por éxitos, forjada por derrotas y con ansias de revancha. Los teutones dejaron atrás su rudeza característica y, gracias a los talentosos y a las nuevas ideas, pudo combinar desde hace años su aspecto rústico. Por otra parte, arribó a Brasil con jugadores golpeados, como Schweinsteiger, Klose o Lahm. Sin embargo, este grupo tiene todo ensayado. El sistema es un todo para los prusianos, aunque ya mostraron algunas grietas. Alemania venía de golear 4 a 0 a Portugal y asustó a todos, con su orden defensivo, la presión de los mediocampistas y la explosión ofensiva. Sin embargo, Ghana y Argelia tuvieron una propuesta similar y plantearon el juego ofensivo detrás de las líneas enemigas, abriendo la cancha y proyectando a sus extremos para generar incursiones desde las diagonales. Así, Alemania no pudo cubrir los laterales, su talón de Aquiles. Por suerte, Joachim Löw recuperó a Schweinsteiger, el motor y cerebro, quien le cambió la cara al equipo y le dio aire, ideas y potencia.
-Resultados: Portugal 4-0, Ghana 2-2, Estados Unidos 1-0, Argelia 2-1.
-Esquema: 4-2-3-1.
-Estrategia: Predomina la dinámica del juego en base a los movimientos de sus jugadores. La posesión del balón es intermitente, pero la presión es constante y no lanza un pelotazo
-Ataque: busca generar diagonales para llegar con sorpresa por diferentes sectores del campo.
-Defensa: firme, segura y chocante cuando lo hace frontalmente, pero tiene grietas sobre las bandas y cuando se adelanta demasiado sufre de contragolpe.
-Juego Colectivo: una de sus principales virtudes, producto de la polifuncionalidad de sus jugadores y la búsqueda de espacios permanentes.
-Individualidades: Schweinsteiger, amo y señor del medio, Ozil es el creador talentoso y Müller un delantero completísimo.
-Velocidad: el equipo es más ligero que sus propios integrantes.

-Físico: determinante, por ser imponente en la marca y resistentes en lo aeróbico.